martes, 8 de diciembre de 2009

¡MUSSAKA GRIEGA! (EXQUISITA RECETA)


Ingredientes :
3 berenjenas grandes,
500 gr. patatas,
una cebolla grande,
500 gr. carne picada (ternera o cordero, mejor),
500 gr. tomates en conserva, picados,
250 cc. vino blanco seco,
una cucharadita de azúcar,
media cucharadita de canela molida,
un ramillete de perejil, sal, pimienta.
Aceite de oliva.

Ingredientes para la bechamel:
60 gr. mantequilla,
60 gr. harina,
750 cc. leche entera,
una yema de huevo,
media cucharadita de azúcar,
pizca de nuez moscada molida,
2 cucharaditas de zumo de limón, colado,
50 gr. queso rallado,
sal, pimienta negra molida
Para gratinar: pan rallado,
50 gr. queso rallado,
pizca de canela.

(El toque oriental de la canela y el azúcar de la salsa hace que sea un plato muy especial.)

Elaboración
Cortar las berenjenas, con su piel, en rodajas gruesas, de un centímetro aprox.
Colocar las rodajas en un recipiente, espolvoreadas con abundante sal. Deja reposar 20 minutos.
Cortar las patatas en rodajas y sazonar con sal.
Escurrir y secar las berenjenas. Saltear en una sartén con un hilo de aceite, dando la vuelta a las rodajas hasta que queden doradas, añadiendo más aceite, en pequeñas cantidades, en cada tanda. Reservar.
Saltear en la misma sartén las rodajas de patata hasta que queden fritas y doradas. Reservar.
Sofreir la cebolla picada muy fina en una sartén con un poco de aceite de oliva, hasta que quede transparente.
Añadir la carne picada y freir hasta que la carne este dorada. Añadir los tomates picados, el vino blanco, el azúcar, la canela y el perejil picado. Sazonar con un poco de sal y pimienta y deja cocer 30 minutos, o hasta que espese la salsa.
Preparar aparte una bechamel calentando la mantequilla en una cazuela. Cuando se derrita incorporar la harina, remover unos segundos y verter la leche, poco a poco, para evitar que se formen grumos. En cuanto la mezcla espese, se retira del fuego y se añade la yema de huevo, el queso rallado, un poco de azúcar, sal, zumo de limón, nuez moscada y pimienta.
Precalentar el horno a 180º.
Rellenar el fondo de una fuente refractaria con las rodajas de patata. Cubrir con la mitad de la salsa de carne, las berenjenas, otra capa de salsa de carne y acabar con la bechamel.
Espolvorear con un poco de queso, pan rallado y una pizca de canela molida.
Hornea a 180º unos 45 minutos, hasta que quede bien dorada.
Dejar que se temple unos minutos fuera del horno, y emplatar.