martes, 19 de enero de 2010

¡POLLO A LA MOSTAZA! RECETA DE DIRECTO AL PALADAR



Pollo a la mostaza.(RECETA DE DIRECTO AL PALADAR)

Ingredientes: (para 2 personas)
2 cuartos traseros de pollo,
2 patatas medianas,
1 cebolla,
mostaza, sal, vinagre, pimienta y AOVE

Preparación del pollo a la mostaza:

Lo primero es cortar las patatas en rodajas y la cebolla por la mitad. Si no os gusta el sabor de la piel de la patata, podéis pelarlas.
Después, colocamos los cuartos traseros, las patatas y la cebolla en una bandeja que previamente habremos cubierto con papel de aluminio untado con un poco de aceite. Salpimentamos e introducimos la bandeja 25 minutos en el horno precalentado a 200º. Si te gusta el pollo muy hecho, déjalo 30.


Ahora nos ponemos con la salsa de mostaza, el único punto ligeramente complicado. Para ello, mezclamos mostaza en abundancia con un buen chorro de aceite, un poco de vinagre (de jerez o de módena si es posible), sal y pimienta. La salsa resultante tiene que ser más bien espesa, pero sin llegar a quedarse pegada a la cuchara como lo haría la mostaza.
Transcurridos los 25 minutos, sacamos la bandeja del horno y untamos el pollo y las patatas con la salsa. Sed generosos, o luego os arrepentiréis de no haber puesto más.
Una vez tenemos todo bien recubierto, volvemos a meterlo en el horno durante 20 minutos, que es el tiempo necesario para que la salsa se dore sin llegar a quemarse y que el pollo se acabe de asar, absorbiendo de paso el sabor de la mostaza.


Cuando esté listo, servimos rápidamente, acompañando los cuartos traseros con algunas patatas, media cebolla y un poco de hierbabuena, que además de decorar, le da un aroma muy especial al plato mezclada con los efluvios de la mostaza.

Tiempo de elaboración 1 hora
Dificultad Fácil

Degustación:

Apetitoso a la vista, el pollo a la mostaza no defrauda en el paladar. La carne es muy jugosa y está toda ella suavemente impregnada del peculiar sabor de la mostaza. Las patatas y la cebolla acompañan muy bien al pollo, ofreciendo diferentes consistencias para alternar la fuerza del bocado y la intensidad del sabor.