sábado, 22 de mayo de 2010

ARROZ CALDOSO CON CONEJO


Cómo hacer el arroz caldoso de conejo (RECETA DE DIRECTO AL PALADAR)

ingredientes:

Para 4 personas necesitaremos,
1 conejo troceado,
100 gr de cebolla,
125 gr de pimiento verde,
2 ajos,
125 gr de tomate,
laurel, romero,
1 litro de agua o caldo de pollo,
250 gr de arroz bomba, aceite de oliva y sal.

Lo primero es elaborar el fondo. Este es un paso imprescindible en cualquier arroz, sea la forma que sea de elaboración. En este caso el fondo lo forma el conejo y las hortalizas. Picamos la cebolla bien fina igual que los ajos, además el pimiento verde lo partimos en cuadraditos y el tomate pelado y sin pepitas en cubos pequeños.

El conejo lo limpiamos y lo troceamos bien pequeño, casi que no haga falta usar cuchillo para comer después. En mi opinión no hay nada más incomodo que encontrarse piezas grandes de carne en un arroz.


Acto seguido es cocinar bien el fondo. O mejor que bien, en su justa medida. Doramos el conejo, previamente sazonado y vamos añadiendo la cebolla, el pimiento verde y el tomate. Rehogamos antes cada ingrediente para que vaya perdiendo dureza durante un par de minutos.

A parte podemos tener un fondo blanco con unos huesos de pollo y unas verduras haciéndose, unas dos horas antes por lo menos. Si no tenemos tiempo no pasa nada por usar agua.

Agregamos el caldo o el agua un par de hojas de laurel y una rama de romero o tomillo. En los arroces caldosos utilizaremos grano del estilo bomba por lo general y agregaremos un mínimo de 4 veces agua o caldo. Más el arroz quedaría como si fuese una sopa. Y menos el arroz nos quedaría desde meloso hasta seco. También depende del tiempo en el que el fondo esté cociendo en el caldo. Como veis esto del arroz no es una ciencia exacta o mejor dicho sí que lo es pero depende de demasiados factores.

Dejamos cocer el fondo unos 10 o 15 minutos desde que empiece a hervir. Pasado este tiempo añadimos el arroz y removemos al echarlo y cuando rompa a hervir de nuevo. De esta forma conseguimos que el arroz nos quede suelto y no se peguen unos granos a otros.

Dejamos cocer desde el momento de echarlo unos 18 minutos. ¿Por qué no 20? Bueno, porque el tiempo que tardamos en servir el arroz y en llegar a la mesa es tiempo más que de sobra para que el arroz haya reposado y llegue en su punto.
Imprimir