martes, 10 de enero de 2012

¡¡FIBROMIALGIA! ESPACIO ACTIVO PARA COMENTAR SOBRE ESTA ENFERMEDAD TAN DESCONSIDERADA!!





Hoy he decidido abrir un espacio en mi blog, dedicado exclusivamente para todos aquellos que sufrís de "FIBROMIALGIA o FATIGA CRÓNICA". Aquí podréis dejar vuestros comentarios, tratar este tema entre todos nosotros, e intentar de algún modo sobrellevar este enfermedad con ayuda de vuestras experiencias, y desahogando este mal que aqueja a tantas y tantas personas....
El principal motivo que me lleva a desarrollar este espacio, es debido a que "mi hermana" sufre esta enfermedad desde hace años, y continua en la lucha para que un Tribunal medico reconozca su incapacidad para poder desarrollar cualquier tipo de trabajo por cuenta ajena, ya que sus fuerzas están debilitadas, y con 59 años que tiene en la actualidad, 41 de ellos los ha trabajado activamente, y sin ningún tipo de ayuda. Por lo tanto considero que debería reconocerse definitivamente, que esta enfermedad deja por completo mermadas las funciones esenciales para poder desarrollar cualquier tipo de trabajo, y en el caso especifico de mi hermana, pienso desde una forma objetiva, que seria de justicia la reconociesen una invalidez para poder hacer frente al día a día, y si bien, no le van a paliar sus "inmensos dolores", dejar al menos que su mente no se deteriore con la angustia de pensar ¿como se las ingeniara para poder seguir adelante, en el futuro?.
Os animo a "TODOS VOSOTROS" para comenzar este espacio en mi blog. juntos, y estoy convencida que con vuestra ayuda, y toda la información que mi hermana y yo vayamos recopilando y reflejandola en estas paginas, servirá para desahogaros y abrir nuevos horizontes.
Un abrazo de corazón para todos los que padecéis esta enfermedad, y mucho animo¡ marian.





ALEGATO A FAVOR DE LA FIBROMIALGIA y breve descripción de los pasos legales habituales que se dan en España para la incapacidad

LA FIBROMIALGIA, ENFERMEDAD TRIBUTARIA DE INCAPACIDAD LABORAL [texto de un bufete de abogados]
En nuestra condición de abogados, en multidisciplinares materias del Derecho, hemos visto como recientemente proliferan en nuestra tarea profesional diaria, con cierta preocupación, no solo jurídica sino social, abundantes temas litigiosos contra el Instituto Nacional de la Seguridad Social, derivados de la denegación de incapacidades, totales o absolutas, a enfermos de fibromialgia o de fatiga crónica.

Como es obvio, no podemos mantener ninguna opinión autorizada en materia técnica, científica o médica sobre tan grave dolencia, pero, el contacto diario con tales enfermos, nos permite concluir con una opinión, creemos que autorizada, sobre el proceso administrativo y más tarde judicial al que se ven abocadas las personas que padecen tal dolencia, y, en la mayoría de supuestos, el calvario que comporta el recorrer médicos, después especialistas, sometimiento a todo tipo de pruebas, exámenes por Tribunal Médico, paso por el CRAM, recursos, reclamaciones previas y, finalmente, Demanda contenciosa ante los Juzgados de lo Social.

De forma somera, los letrados que nos consideramos especialistas en tal materia, percibimos de manera diáfana que la fibromialgia es una enfermedad muscular, que afecta a cualquier persona de cualquier de edad, mayoritariamente mujeres, con 18 puntos denominados gatillos, o de intenso dolor muscular, es degenerativa, e incontestablemente unida a procesos de depresión y estados de ansiedad mayores. Los tratamientos dispensados por los especialistas, suavizan temporalmente, y sólo en ocasiones, tales dolores. Psquiátricamente, nada nuevo diremos en cuanto al tratamiento, temporalmente largo, de antidepresivos, ansiolíticos o tranquilizantes.

El tortuoso proceso para personas afectas, principia por una baja, incapacidad laboral transitoria, que, en la mayoría de supuestos, por imperativo legal, finaliza a los dieciocho meses, con examen por el denominado Tribunal Médico. La experiencia profesional de quien suscribe, dice que el Tribunal Médico, aún apreciando, sólo en ocasiones, la existencia de fibromialgia, resuelve denegar incapacidad de tipo alguno, con lo que postra al afectado a restituirse en su lugar habitual de trabajo, cosa que, obviamente, no puede hacer. Dicha resolución es recurrible ante la misma Seguridad Social, mediante la denominada Reclamación Previa, que, invariablemente la deniega, otorgándose treinta días al afectado para interponer Demanda ante los Juzgados de lo Social.

Es aquí donde empieza para el fibromiálgico la esperanza de obtención judicial de la declaración de incapacidad en alguno de sus grados, simplemente porque ha huido de la esfera médico-administrativa de la Seguridad Social. La preparación de la Demanda Judicial debe ser precisa y alumbrada por innumerables informes médicos, además de peritos que deberán comparecer al acto de juicio, para que el Juez no mantenga dudas al respecto sobre la grave dolencia de una enfermedad de dificil diagnosis, que suelen obtenerla los especialistas, por el descarte de otras múltiples.

En el transcurso del acto de la vista pública, comparece un perito médico de la Seguridad Social que asegura que las dolencias padecidas por el demandante no son tributarias de concesión de incapacidad, es decir, pensión alguna. Lo mantienen, en muchas ocasiones, con el razonamiento de que no existe falta de movilidad alguna, como si se tratase de una enfermedad paralizante.

Afortunadamente, en la mayoría de ocasiones, los peritos de parte, debidamente documentados, consiguen probar la existencia de tan grave enfermedad, asociada a la depresión a la que hacíamos referencia. Valga manifestar que el INSS, aún desestimándose su oposición, recurre en Suplicación ante el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya.

La picaresca de la que en muchas ocasiones ha hecho gala el justiciable, no implica, de ninguna manera, que esos enfermos, o su gran mayoría, deban someterse a procesos como el relatado. Desearíamos como profesionales del Derecho que se rechazaran de plano aquellas alegaciones tendenciosas y falsas sobre dolencias de cualquier tipo, pero, el CRAM, el llamado Tribunal Médico y sus médicos especialistas, deberían, asumiendo la lex artis que les es exigible, emitir sus opiniones de forma objetiva, veraz y profesional, para no obligar a estos enfermos a obtener sus derechos ante la jurisdicción social.

Nos hallamos ante un conflicto social de enorme trascendencia, entre otras cosas, por el propio y difícil diagnóstico de la fibromialgia, pero no es dable esa dificultad, para contravenir la certidumbre de la dolencia y su amparo en la política social de un estado de derecho. Los afectados merecen cobertura y protección sin que les sea necesario acudir de manera, prácticamente sistemática, a los Tribunales de Justicia, y los organismos médicos evaluadores de las dolencias deben cumplir su cometido con absoluta independencia respecto de si las entidades, estatales o autonómicas, pueden o deben soportar quizás cargas dinerarias mensuales desajustadoras de sus tesorerías que eviten los déficits presupuestarios que probablemente vienen manteniendo y mantendrán en el futuro.

Joan Serralta Isern Advocat Titular
SERRALTA ADVOCATS
--------------------------------------------------------Articulo sobre la fibromialgia, ésta cursa con la aparición de al menos 11
puntos dolorosos a la presión.

Para explorar estos puntos ejerceremos presión firme con el dedo pulgar sobre
los siguientes puntos en ambos lados del cuerpo:



1- OCCIPUCIO (inserción de músculos occipitales)

2- CERVICAL INFERIOR (espacio intervertebral C6-C7)

3- TRAPECIOS (punto medio del borde superior)

4- SUPRAESPINOSOS (origen supraescapular)

5- SEGUNDA COSTILLA (articulaciones costocondrales)

6- EPICÓNDILO LATERAL (2 cm. distal de los epicóndilos).

7- GLÚTEOS (pliegue de los cuadrantes superiores externos de las nalgas).

8- TROCÁNTER MAYOR (protuberancia trocantérica)

9- RODILLA: (en la almohadilla de grasa de la cara interna de la rodilla)

10- MÚSCULOS ESCALENOS

------------------------------------------------
Fibromialgia en el siglo XXI

Dr. Jaime Bravo Silva

Publicado en el Diario Vivir sanos. Agosto 2004.

El nombre Fibromialgia (FM) significa dolor en músculos y tejidos conectivos fibrosos, como los ligamentos y tendones. Es la causa más habitual de dolor en los lugares antes mencionados y uno de los motivos más recurrentes de consulta en reumatología.

En el pasado no se tenía evidencia clínica de que existiera esta enfermedad, sólo se trabajaba con las descripciones de los síntomas que daban los pacientes. Sin embargo, en los últimos 15 años se han establecido guías más definidas para ayudar al diagnóstico. Así, se ha demostrado que las personas se quejan de dolor muscular general en ciertos puntos, los llamados “puntos dolorosos” y además dolores generalizados que abarcan varias partes del cuerpo.

La FM es una enfermedad crónica que se caracteriza por un dolor músculo-esquelético generalizado y en el 66% de los casos está asociada a la Fatiga Crónica. La causa exacta del problema es desconocida, pero se sabe que la combinación de distintos factores puede provocarla, como las situaciones estresantes, traumas físicos o emocionales y cambios hormonales.

El reumatólogo de la Clínica Arauco, doctor Jaime Bravo Silva, reconocido internacionalmente como especialista en Síndrome de Hiperlaxitud Articular (SHA), explica que la Fibromialgia no es frecuente en niños, aunque eso no significa que no puedan padecerla. Además, agrega que tiene mayor incidencia en mujeres (80%) que varones (20%) y hay una mayor frecuencia entre los 20 y 50 años de edad.

Los síntomas varían día a día, dependiendo de la hora, el clima, la actividad física, el mal dormir, la temperatura o el estrés. No se sabe porqué los dolores son tan variables, sólo que la inactividad, el estrés y el frío producen mayor rigidez en las articulaciones y tendones, mientras que el ejercicio, sueño profundo y calor relajan, disminuyendo el dolor.

Síntomas de Fibromialgia:

- Dolor difuso, en gran parte del cuerpo (es el signo más importante

junto a la Fatiga Crónica)

- Fatiga Crónica

- Rigidez articular

- Contracturas musculares

- Dolor concentrado en algunos puntos

- Trastorno del sueño, en calidad y cantidad (en el 70% de los casos)

- Cefalea (dolor de cabeza)

- Sensación de hormigueo e hinchazón en las manos

- Aumento en la frecuencia para orinar (por espasmos en la vejiga)

- Períodos menstruales dolorosos en algunas mujeres

- Problemas gastrointestinales (colon irritable, reflujo, etc.)

- Entumecimiento de pies y manos

- Vértigo

- Depresión (en el 25% de los casos)

- Ansiedad

- Cambio de humor

- Falta de concentración y pérdida de memoria

El doctor Bravo cree que existe una relación muy estrecha entre la Fibromialgia y el Síndrome de Hiperlaxitud Articular (SHA) (ver cuadro), por ello ha dedicado los últimos cuatro años a estudiar ambas enfermedades y en octubre del 2004, presentó un trabajo sobre la Hiperlaxitud Articular en la reunión anual del Colegio Norteamericano de Reumatología (American College of Rheumatology) en San Antonio, Texas.

Encuentra interesante un estudio hecho en Israel de 338 niños, de 9 a 15 años de edad, en el que el 13% tenía hipermovilidad articular y el 6% FM. De los niños con FM, el 21% tenía hipermovilidad y el 40% de aquellos con hipermovilidad tenía FM, lo que demuestra una gran asociación entre las dos enfermedades. El especialista Bravo no descarta que en algunos casos se trate de la misma enfermedad.
Síndrome de Hiperlaxitud Articular (SHA)El SHA es un aumento exagerado de la movilidad de las articulaciones y afecta a un 10% de la población mundial. Es poco conocida y diagnosticada, pero tan parecida a la Fibromialgia que se les puede confundir. En la mayoría de los casos hay una excesiva flexibilidad articular, pero a veces el paciente puede ser poco flexible. También tiene problemas asociados como artrosis precoz, osteoporosis, varices, hernias, prolapsos, miopía, discopatías, etc.

Esta enfermedad se debe a una alteración hereditaria de la fibra del colágeno, que es la proteína que forma la matriz de todos los tejidos y si se altera, provoca que los tejidos sean más débiles y se gasten, dilaten o desgarren. También se forman quistes, várices y aneurismas.

El SHA es extremadamente frecuente en Chile, y el Dr. Bravo piensa que es la causa de que los niños sufran constantes lesiones (esguinces, tendinitis, subluxaciones, etc.) y los deportistas se lesionen con facilidad.

El Dr. Bravo opina que los síntomas de las dos enfermedades se parecen mucho y en algunos casos ambas pueden tener el mismo tipo de dolores. Entre las diferencias importantes esta el que en el SHA hay factores genéticos y algunas características especiales en las orejas y nariz y escleras celestes (cuando la parte blanca del ojo aparece azulada, especialmente en mujeres, lo que no da ningún problema, pero sirve para el diagnóstico).

Si equivocadamente se hace el diagnóstico de Fibromialgia en lugar del SHA, se corre el riesgo de no prevenir una serie de posibles problemas futuros, como los mencionados anteriormente.

Si por el contrario, se establece el diagnóstico de SHA en vez de la FM, el profesional no cree que haya problemas. Explica que el criterio de Brighton, que se utiliza para diagnosticar el SHA, es mucho más preciso y objetivo que el de la FM y como se conoce sólo desde el año 2000, es necesario que los médicos se familiaricen con él para poder efectuar el diagnóstico correcto.
Puntos dolorosos de la Fibromialgia:


Diagnóstico:Para detectar la Fibromialgia se hace un diagnóstico de exclusión, es decir, los exámenes que se realizan son para descartar otras patologías, ya que no hay ninguna prueba que sirva para descubrir en forma definitiva la Fibromialgia. Su análisis es lento y difícil, porque requiere una historia larga, un examen físico detallado y conocimiento de las demás patologías asociadas.

El Colegio Americano de Reumatología, desarrolló en 1990 dos pautas de ayuda para descubrir la Fibromialgia:

Primer criterio: Dolores generalizados en varias partes del cuerpo. Deben estar presentes por más de tres meses, descartando otras patologías: comprometen el lado izquierdo y derecho del cuerpo, sobre y bajo la cintura, cervical, columna dorsal o lumbar u en región torácica anterior.

Segundo criterio: Dolor a la presión del examinador, en 11 o más de las 18 zonas especificadas (ver dibujo Puntos Dolorosos de la Fibromialgia).

La Fibromialgia se caracteriza por 18 puntos dolorosos en cuerpo del paciente. Si hay reacción de dolor en al menos 11 de ellos cuando se presiona suavemente, se puede precisar el padecimiento de la enfermedad.

No obstante, según el doctor Bravo, estos puntos dolorosos son inespecíficos, ya que también se pueden presentar en otros cuadros reumatológicos, “yo personalmente le otorgo menos importancia al estudio de los puntos dolorosos, porque interfieren otros factores, como la variabilidad en el grado de presión ejercida sobre la zona dolorosa, la variabilidad del umbral del dolor, el estrés, la presencia de tendinitis, bursitis, etc. A mí me ayuda mucho más ver qué tipo de dolor presenta el paciente, y especialmente la sobrecarga emocional con la cual relata sus molestias”.

El costo de la enfermedad es alto, debido a la cantidad de exámenes que deben realizarse. Algunos de ellos son: Hemograma, Perfil Bioquímico, Velocidad de Sedimentación, Enzimas Musculares, Función Tiroidea, Factor Reumatoide, Anticuerpos Antinucleares y Radiografías en áreas sintomáticas.

La enfermedad no produce deformación en las articulaciones ni compromiso de los órganos vitales, pero sí hay un gran daño emocional en los pacientes, ya que los síntomas provocan deterioro en la calidad de vida y por ende, una perdida en la alegría de vivir.

Tratamiento:

La Fibromialgia no tiene cura definitiva, pero se puede ayudar disminuyendo el dolor y la fatiga. Para eso el tratamiento incluye analgésicos; anti-inflamatorios; relajantes musculares; programas de ejercicios para mejorar la flexibilidad; técnicas de relajación; programas educativos para manejar y ajustarse a los síntomas; tratamientos de calor y frío; masajes; piscina (en lo posible temperada) o jacuzzi; ultrasonido; estimulación eléctrica y apoyo psicológico.

Es recomendable continuar activo y haciendo ejercicios moderados, como natación, Pilates y Yoga. Sólo en algunos casos es necesario el reposo, sin embargo, el ejercicio por encima de la capacidad física del paciente empeora el dolor.

Es importante establecer un horario para dormir y con la cantidad suficiente de tiempo, evitar el estrés físico y emocional.

Por la repercusión del estado de ánimo en la enfermedad y lo difícil que resulta enfrentar el dolor físico y empeoramiento de la salud, en nuestro país existen grupos de apoyo como la Corporación de Fibromialgia de Chile (56 2 688 4726).

DR. JAIME BRAVO SILVA
Reumatología-Osteoporosis




Imprimir