jueves, 20 de enero de 2011

¡¡TARTA DE BACON Y QUESO!!



TARTA DE BACON Y QUESO (6 a 8 personas) QUICHÉ
(RECETA DEL LIBRO DE SIMONE ORTEGA)

Masa quebrada.(ingredientes)
1 yema de huevo,
200 gr. de harina,
90 gr. de mantequilla,
1 cucharada sopera no llena de aceite de cacahuete, 1 vaso (de los de vino) de agua fría (quizá un poco, más),
mantequilla para untar el molde.
sal.

Relleno:
2 lonchas de bacon o una de jamón de York,
40 gr, de queso gruyere en Ionchitas muy finas,
50 gr, de queso gruyere rallado, ¼ litro de crema líquida,
4 huevos,
1 vaso (de los de agua) de leche fría,
sal.

ELABORACIÓN:

Se prepara la masa quebrada la noche anterior o, por lo menos, unas 4 horas antes de hacer la tarta.
Se pone la harina en una ensaladera, se espolvorea con un poco de sal y se pone la mantequilla en trocitos pequeños para que se ablande. Con las manos se tritura esto lo menos posible, añadiendo la yema y formándose una especie de serrín grueso. Se va echando entonces y, poco a poco (en tres veces, por ejemplo), el vaso de agua. Se espolvorea una mesa con harina y se termina de amasar en ella. Una vez hecha la masa se forma una bola grande, se mete en un tazón, y éste en sitio fresco a reposar.
Cuando llega el momento de hacer la tarta se espolvorea harina en una mesa de mármol y con el rollo pastelero se extiende, dándole forma redonda. Se unta un molde de unos 26 cm. de diámetro y con bordes altos (unos 4 cm.) con bastante mantequilla. Se dobla la masa y se traslada a la tartera, colocándola bien con los dedos y teniendo cuidado de que quede de grosor igual por todos lados. Se recorta lo que sobra de los bordes con un cuchillo. Se pincha con un tenedor todo el fondo de la masa (sin que el pinchazo la traspase); se coloca el bacon cortado en trocitos y las lonchitas de queso. Se mete al horno mediano, previamente calentado, unos 20 minutos para que cueza la masa sin tomar nada de color.
Mientras tanto se baten mucho los huevos, se salan y se les añade la crema líquida y la leche, mezclando todo muy bien. Se saca unos instantes la tartera y se vierte la crema en ella. Se espolvorea con queso rallado y se vuelve a meter en el horno, dando primero unos 15 minutos de calor fuerte y luego bajando un poco el calor, se deja otros 25 minutos más. Este tiempo depende del horno. La tarta debe tener un bonito color tostado y gratinado. Se vuelca, una vez reposada durante unos minutos, en un plato, y rápidamente se vuelve a la fuente donde se vaya a servir, dejándola al calor suave hasta pasarla a la mesa.