viernes, 25 de julio de 2014

¡¡Los 10 fundamentos de Gandhi para cambiar al mundo!!

1. Cámbiate a ti mismo


- "Debes convertirte en el cambio que deseas ver en el mundo."
- "Como seres humanos, nuestra grandeza yace no tanto
en poder rehacer el mundo
- eso es el mito de la Era Atómica
-sino en poder rehacernos a nosotros mismos."

 2. Tú estás en control



- "Nadie puede hacerme daño sin mi permiso"

 3. Perdona y déja que lo que pasó, pasó



- "El débil nunca pueden perdonar. El perdón es un atributo del fuerte"
- "Ojo por Ojo solo nos puede llevar a un mundo en donde todos somos ciegos"

4. Sin acción no vas a ningún lado



- "Una onza de práctica vale mas que toneladas de rezos/plegarias"

5. Ocúpate de este momento



- "No deseo predecir el futuro. Estoy preocupado en ocuparme del presente.
Dios no me ha dado ningún control sobre el momento que sigue a este."

 6. Todos somos humanos



- "Solo digo que soy un simple individuo que puede errar
como cualquier otro mero mortal.
Sin embargo, soy responsable en decir que tengo la
suficiente humildad para confesar mis errores y de deshacer mis malos pasos."
- "No es sabio estar muy seguro de la sabiduría de uno mismo.
Es saludable ser recordado que el mas fuerte
se puede debilitar y que el mas sabio puede errar."

 7. Persiste



- "Primero te ignoran, después se ríen de ti, después pelean contra ti, y después tú ganas."

 8. Fíjate del bien en la gente y ayúdala



 - "Yo solo me fijo en las buenas cualidades del hombre.
Al no ser perfecto yo mismo, no voy a presumir en indagar
sobre las faltas de otros."
- "El hombre obtiene grandeza exactamente al mismo nivel en
que trabaja por el bien de sus hermanos"
- "Hubo un tiempo en donde suponía que el liderazgo
significaba músculos; pero hoy día significa llevarme bien con la gente."

9. Se congruente, se auténtico, se tu verdadero ser



 - "La felicidad es cuando lo que piensas, lo que dices
y lo que haces están en armonía."
- "Siempre ten como objetivo la armonía completa del pensamiento,
palabra y acción.
Siempre ten como objetivo purificar tus pensamientos y todo estará bien."

10. Continúa creciendo y evolucionando



- "Desarrollo constante es la ley de la vida, y el hombre
que siempre trata de mantener sus dogmas para así aparentar
consistente simplemente se lleva a sí mismo a una posición falsa."

(IMÁGENES OBTENIDAS EN LA RED)
  Imprimir

viernes, 18 de julio de 2014

¡¡SOLTAR, DEJAR PARTIR-JORGE BUCAY!!




(Para escuchar el vídeo, pausar mi música, en la columna de la derecha)








Es imposible poder aceptar con una sonrisa todas las cosas que, lamentablemente, son ciertas e ineludibles. Hace falta aceptar la verdad que no queremos asumir de una vez y para siempre. Que nuestra madre va a dejarnos, y nosotros vamos a dejarla a ella, que el amor de nuestros padres nunca será exclusivamente para nosotros, que aquello que nos hiere no siempre puede ser remediado con besos, que esencialmente estamos aquí solos. Que tendremos que aceptar el amor mezclado con el odio, con lo bueno y con lo malo. Que a pesar de ser como se esperaba que sea una niña no podrá casarse con su padre, que alguna de nuestras elecciones estan limitadas por nuestra anatomia, que existen defectos y conflictos en todas las relaciones humanas. Que no importa cuan listos seamos, a veces nos toca perder. Habrá que aceptar que somos irremediablemente incapaces de ofrecer a nuestros seres queridos o a nostros mismos la protección contra todo peligro, contra todo dolor, contra el tiempo perdido, contra la vejez o contra la muerte.


(Para escuchar el vídeo, pausar mi música, en la columna de la derecha)



- Imagínate que vas por una selva. Te encuentras un río y debes seguir tu camino. El río es muy profundo, no lo puedes cruzar caminando, no hay un puente ni un barco ni un botero ni un vado. Entonces, durante dias y dias, durante semanas o meses, te dedicas a construir un bote, un bote que te permita cruzar el río. Y lo haces. Y estas contento contigo al otro lado del río porque construiste tu bote que te permitió seguir. Y piensas: "quizás haya otro río", "quizás pueda evitarme el trabajo de seguir construyendo otros botes", "debo llevar el bote conmigo". Y entonces, intento avanzar por la selva cargando con él, pero es tan difícil, es tan complicado... Tropiezo con cada rama, me llevo por delante cada liana... Es imposible, pero persisto. No quiero dejar este bote después de todo, ha sido tan útil para mi. Y sin embargo, esto, que un dia me salvó, este bote que un día representó la posibilidad de seguir, hoy es mi mayor impedimento. Ser un adulto significará aceptar que soy capaz de hacerlo, una vez más. Significará dejar atrás aquello que hoy no me sirve, aquello que alguna vez me sirvió pero que hoy no tiene sentido en este camino. Y apostar, a que si hay un nuevo río, seré hoy más sabio para construir un nuevo bote.


- Me dirás, es horrible pensar que la muerte de un ser querido significa una ganancia para mi. Yo entiendo. Podria dejar fuera de esta conversación la perdida de un ser querido, podria ponerla en el casillero de las excepciones, pero no creo que lo sea. En todo caso, la muerte de un ser querido es un hecho inevitable en nuestras vidas, y el crecimiento que de ello deviene, también. No estamos entrenados a pensar que no debemos sufrir. Hemos sido educados por nuestros amorosos padres para convencernos de que sufrir es algo dañoso, que sufrir nos puede destruir, que el dolor puede aniquilarnos. Pero el dolor es tan saludable en nuestras vidas como lo es la tristeza. El dolor es tan constructivo como puede ser cualquier alerta de que algo se ha desacomodado. Es importante no transformar el dolor en sufrimiento. El dolor es el paso por un lugar no deseado; el sufrimiento es armar una carpa y quedarse a vivir en ese lugar indeseable. El duelo es el pasaporte que nos saca del sufrimiento y que permite que el dolor pase.















Imprimir

jueves, 10 de julio de 2014

¡¡GRANJERO INGLES SE HACE UNA CASA POR 240 DOLARES!!

Un ingenioso granjero británico ha construido una casa ecológica por tan solo 
150 libras esterlinas (unos 240 dólares) para demostrar que es posible 
poseer una vivienda sin acudir a las hipotecas bancarias y sin endeudarse de por vida. 
 Sin embargo, no fue la falta de recursos económicos los que empujaron a Buck 



a construir su vivienda con tan poco dinero. 
En realidad lo que pretendía era demostrar que no se requieren de bancos 
o hipotecas para levantar la casa propia. 
 Según el diario ‘Metro’, Michael Buck, un exprofesor de 59 años de edad, 
edificó una llamativa cabaña en su terreno, que se encuentra en 
un placentero lugar boscoso cerca de Oxford, Reino Unido. 
 Buck indicó que construyó la pequeña casa con sus propias manos en ocho meses, 
sin la ayuda de herramienta eléctrica alguna. 
Explicó también que levantó las paredes usando una mezcla de arena, arcilla, 
paja y estiércol de vaca. 



Mientras que para el techo armó una estructura de madera y lo cubrió con paja. 
 Michael tampoco tuvo problemas con la cubierta del piso, que cubrió 
con tablas sacadas de una vieja casa abandonada. 
Además, usó los parabrisas de un viejo camión para cerrar las inusuales 
ventanas de su casa. 
 La acogedora cabaña cuenta con una cocina, comedor y una cama, 
y aunque no cuenta con electricidad, tiene una estufa de leña que proporciona calor suficiente. 
Para abastecerse de agua, el exprofesor instaló una tubería que la trae desde 
un manantial natural cercano. 
 Asimismo, un pequeño pozo junto a la puerta de entrada sirve como nevera. 
Tampoco dejó pasar por alto el baño, para lo cual detrás de la casa construyó
una letrina cubierta con paja, desde donde
“se abren espectaculares vistas panorámicas de la campiña”.
 “Una casa no tiene por qué costar un ojo de la cara, solo se necesita la tierra para construir”, 
dijo Buck, quien ya ha arrendado su obra a otro granjero por un litro y medio de leche fresca.
 “Quise desafiar a las hipotecas, demostrar que las personas no necesitan trabajar toda 
su vida para pagar un préstamo. 



No hay que pagar grandes cantidades de dinero por una casa, todo lo 
que necesita es un terreno para su construcción”, señaló el ingenioso granjero. 
 Michael Buck, quien ya ha arrendado su obra a otro granjero 
por un litro y medio de leche fresca, confesó que originalmente 
planeaba construir invirtiendo los mínimos recursos, pero que calculo
 mal la cantidad de paja y que tuvo que comprar más.
 “Por eso la casa me costó 150 libras (240 dólares)”, comentó. Concluyó:
“Originalmente planeaba construir invirtiendo los mínimos recursos, pero calculé
 mal la cantidad de paja y tuve que comprar más. 
Por eso la casa me costó 150 libras”. 

FUENTE:  http://www.lahuertinadetoni.es/granjero-ingles-desafia-las-hipotecas-y-se-hace-una-casa-por-240-dolares/

  Imprimir

¡¡TE DESEO- VICTOR HUGO!!


(PARA ESCUCHAR EL VÍDEO, PAUSAR MI MÚSICA, EN LA COLUMNA DE LA DERECHA)

Te deseo primero que ames,
y que amando, también seas amado.

Y que, de no ser así, seas breve en olvidar
y que después de olvidar, no guardes rencores.

Deseo, pues, que no sea así, pero que sí es,
sepas ser sin desesperar.

Te deseo también que tengas amigos,
y que, incluso malos e inconsecuentes
sean valientes y fieles, y que por lo menos
haya uno en quien confiar sin dudar.

Y porque la vida es así,
te deseo también que tengas enemigos.

Ni muchos ni pocos, en la medida exacta,
para que, algunas veces, te cuestiones
tus propias certezas. Y que entre ellos,
haya por lo menos uno que sea justo,
para que no te sientas demasiado seguro.

Te deseo además que seas útil,
más no insustituible.

Y que en los momentos malos,
cuando no quede más nada,
esa utilidad sea suficiente
para mantenerte en pie.

Igualmente, te deseo que seas tolerante,
no con los que se equivocan poco,
porque eso es fácil, sino con los que
se equivocan mucho e irremediablemente,
y que haciendo buen uso de esa tolerancia,
sirvas de ejemplo a otros.

Te deseo que siendo joven no
madures demasiado de prisa,
y que ya maduro, no insistas en rejuvenecer,
y que siendo viejo no te dediques al desespero.

Porque cada edad tiene su placer
y su dolor y es necesario dejar
que fluyan entre nosotros.

Te deseo de paso que seas triste.
No todo el año, sino apenas un día.

Pero que en ese día descubras
que la risa diaria es buena, que la risa
habitual es sosa y la risa constante es malsana.

Te deseo que descubras,
con urgencia máxima, por encima
y a pesar de todo, que existen,
y que te rodean, seres oprimidos,
tratados con injusticia y personas infelices.

Te deseo que acaricies un perro,
alimentes a un pájaro y oigas a un jilguero
erguir triunfante su canto matinal,
porque de esta manera,
sentirás bien por nada.

Deseo también que plantes una semilla,
por más minúscula que sea, y la
acompañes en su crecimiento,
para que descubras de cuantas vidas
está hecho un árbol.

Te deseo, además, que tengas dinero,
porque es necesario ser práctico,
Y que por lo menos una vez
por año pongas algo de ese dinero
frente a ti y digas: “Esto es mío”.
sólo para que quede claro
quién es el dueño de quién.

Te deseo también que ninguno
de tus defectos muera, pero que si
muere alguno, puedas llorar
sin lamentarte y sufrir sin sentirte culpable.

Te deseo por fin que, siendo hombre,
tengas una buena mujer, y que siendo
mujer, tengas un buen hombre,
mañana y al día siguiente, y que cuando
estén exhaustos y sonrientes,
hablen sobre amor para recomenzar.

Si todas estas cosas llegaran a pasar,

no tengo más nada que desearte.
Imprimir

¡¡ADIÓS DE GABRIELA MISTRAL!!



(PARA ESCUCHAR EL VÍDEO, DAR A PAUSA EN MI MÚSICA, COLUMNA DE LA DERECHA)


En costa lejana y en mar de Pasión, 
 dijimos adioses sin decir adiós. 

 Y no fue verdad la alucinación. 

 Ni tú la creíste ni la creo yo, 
 «y es cierto y no es cierto» como en la canción. 
 Que yendo hacia el Sur diciendo iba yo: 
 «Vamos hacia el mar que devora al Sol». 

 Y yendo hacia el Norte decía tu voz: 
 «Vamos a ver juntos donde se hace el Sol». 

Ni por juego digas o exageración que nos separaron tierra y mar, 
que son ella, sueño y el alucinación. 

No te digas solo ni pida tu voz albergue para uno al albergador. 
 Echarás la sombra que siempre se echó, 
 morderás la duna con paso de dos... 

 Para que ninguno, ni hombre ni dios, 
 nos llame partidos como luna y sol; 
 para que ni roca ni viento herrador, ni río con vado ni árbol sombreador, 
 aprendan y digan mentira o error del Sur y del Norte, del uno y del dos! 

Imprimir

miércoles, 9 de julio de 2014

¡¡APRENDERÁS-CARTA A UN AMIGO-William Shakespeare!!




(A pesar de que se atribuye al autor inglés, no hay certeza sobre el particular. Otros creen que su autor es Borges, o Veronica A. Shoffstall, Nadine Stair.)


(PARA ESCUCHAR EL VÍDEO, DAR A PAUSA EN MI MÚSICA, COLUMNA DE LA DERECHA)



Después de algún tiempo...
Aprenderás la diferencia entre dar la mano y socorrer a un alma; y aprenderás, que amar no significa apoyarse y que compañía, no siempre significa seguridad. Comenzarás a aprender; que los besos no
son contratos, ni regalos ni promesas. Comenzarás a aceptar tus derrotas con la cabeza erguida y la mirada al frente, con la gracia de un niño y no con la tristeza de un adulto; y aprenderás a construir hoy

 todos tus caminos, porque el terreno de mañana es incierto para tus proyectos y el futuro, tiene la costumbre de caer en el vacío.
Después de un tiempo...

Aprenderás, que el Sol quema si te expones demasiado. Aceptarás; incluso, que las personas buenas podrían herirte alguna vez y necesitarás perdonarlas.

Aprenderás que hablar puede aliviar los dolores del alma. Descubrirás que lleva años construir confianza; y apenas unos segundos destruirla, y que tú también podrás hacer cosas de las que te arrepentirás el resto de tu vida.

Aprenderás que las nuevas amistades continúan creciendo a pesar de las distancias; y que no importa que es lo que tienes, sino a quien tienes en la vida y que los buenos amigos, son la familia que nos permiten elegir.

Aprenderás que no tenemos que cambiar de amigos, si estamos dispuestos a aceptar que lo amigos cambian. Te darás cuenta de que puedes pasar buenos momentos con tu mejor amigo haciendo 

cualquier cosa; o simplemente nada, sólo por el placer de disfrutar su compañía. Descubrirás que muchas veces tomas a la ligera a las personas que más te importan; y por eso siempre debemos decir a esa 

persona que la amamos, porque nunca estaremos seguros de cuándo será la última vez que la veamos.
Aprenderás que las circunstancias y el ambiente que nos rodea tiene influencia sobre nosotros, pero que nosotros somos los únicos responsables de lo que hacemos. Comenzaras a aprender que no debemos 

compararnos con los demás, salvo cuando queramos imitarlos para mejorar. Descubrirás que lleva mucho tiempo llegar a ser la persona que quieres ser; y que el tiempo, es corto.

Aprenderás que no importa donde llegaste; sino a donde te diriges, y si no lo sabes, cualquier lugar sirve.
Aprenderás que si no controlas tus actos ellos te controlan; y que ser flexible no significa ser débil o no tener personalidad, porque no importa cuán delicada y frágil sea una situación: Siempre existen dos lados.

Aprenderás que héroes, son las personas que hicieron lo que era requerido y enfrentaron las consecuencias.
Aprenderás que la paciencia, requiere mucha práctica. Descubrirás que algunas veces, la persona que esperas que te patee cuando te caes, tal vez sea una de las pocas que ayuden a levantarte. Madurar tiene más que ver con lo que has aprendido de la experiencia, que con los años vividos.

Aprenderás que hay mucho más de tus padres en ti, de lo que supones.
Aprenderás que nunca se debe decir a un niño que sus sueños son tonterías, porque pocas cosas son tan humillantes; y sería una tragedia si lo creyese, porque le estarás quitando la esperanza.

Aprenderás que cuando sientes rabia, tienes derecho a tenerla, pero eso no te da el derecho a ser cruel. Descubrirás que solo porque alguien no te ama de la forma que quieres, no significa que no te ame con todo lo que puede, porque hay personas que nos 

aman, pero no saben cómo demostrarlo. No siempre es suficiente ser perdonado por alguien; algunas veces, tendrás que aprender a perdonarte a ti mismo.
Aprenderás que con la misma severidad con que juzgas; también serás juzgado y en algunos momentos, condenado.

Aprenderás que no importa en cuantos pedazos tu corazón se partió, el mundo no se detiene para que lo arregles.
Aprenderás que el tiempo no es algo que puedes volver hacia atrás; por lo tanto debes cultivar tu 

propio jardín y decorar tu alma, en vez de esperar que alguien te traiga flores. Entonces, y sólo entonces, sabrás realmente lo que eres capaz de soportar; que eres fuerte y que podrás ir mucho más lejos de lo que pensabas, cuando creías que no se podía más. Es que realmente la vida vale, cuando tienes el valor de enfrentarla.